sábado, 16 de octubre de 2010

Después del acto en River


Suponiendo que nos podamos decir algo distinto sobre la realidad que nos decimos nueva. Suponiendo que la historia realmente nos proponga decirnos algo de aquello que aún no nos hemos sabido decir. Suponiendo que propios y ajenos sepan al respecto que se trata de otra cosa. Suponiendo que las realidades cuando se encaprichan cruzadas se saben de sobra irreconocibles. Suponiendo que ante distancias conocidas fluyen pensamientos serviles. Suponiendo que de tanto tirar la cuerda se tense y nos encuentre distintos. Suponiendo que la política que nos toca vivir por ser distinta nos tiene a la espera que le digamos algo distinto. Suponiendo que por deambular categorías envejecidas de sistemas pos muertos nos miremos extrañados. Suponiendo que nos bancamos el costo y nos dejamos de desvelar lo imposible. Suponiendo que nos digamos cuantas faltas. Suponiendo que nos miremos no tan ajenos en una continuidad que pasamos de largo. Suponiendo que de esos mitos cerrados de la historia, que tanto nos gusta rescatar, construyamos una historia abierta. Suponiendo que de hacerlo lo hagamos a pesar de ella y con otros nombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada